Internet y las operadoras alcanzan cifras récord de tráfico por el coronavirus, ¿aguantará la red?

MARTA JUSTEActualizado: 17/03/2020 16:13 horas

El estado de alarma decretado el fin de semana con la obligación para todos los ciudadanos de permanecer en sus casas, ha llevado a la red de redes a alcanzar máximos históricos en España.

Según la compañía tecnológica Akamai, el tráfico en Internet a nivel global aumentó el lunes 16 de marzo un 56%, en comparación con la media acumulada de los últimos 60 días. España era el lunes el segundo país de la Unión Europea, solo por detrás de Alemania y junto con Francia, con más tráfico de datos en Internet. Y el sexto a nivel mundial, solo por detrás de Estados Unidos (17% del tráfico mundial), India (14%), Reino Unido (8%), Alemania (6%) y Francia (4%), empatado con España (4%). El martes el aumento del tráfico en la red ha sido del 81%.

Las operadoras no han tardado en alertar de esta situación y el pasado domingo pidieron de forma conjunta a los usuarios que prioricen los usos de las telecos ante el fuerte incremento del tráfico y el temor a que las redes puedan sufrir episodios de saturación en los próximos días.

Telefónica confirmaba ese mismo día que el tráfico a través de las redes IP habían experimentado incrementos cercanos al 40% mientras que el uso del móvil había aumentado alrededor de un 50% en la voz, y un 25% en los datos. Asimismo, el tráfico de Whatsapp se había multiplicado por 5 en los últimos días.

Hoy han sido Vodafone y Orange los que aportan datos sobre el aumento del uso de sus redes. Según la operadora británica, el lunes 16 se incrementó un 36% el uso del móvil en voz (llamadas) respecto al lunes anterior, con un total de 74 millones de minutos. En datos móviles, el aumento fue del 20%. Respecto a redes fijas, en voz se registraron un 134% más de llamadas, mientras que en datos la subida fue del 40% respecto al lunes 9 de marzo.

En el caso de Orange, la operadora afirma haber experimentado un incremento superior al 50% en el tráfico de voz fija y cercanos al 90% en el tráfico de voz móvil. El tráfico de datos a través de redes fijas suponen incrementos cercanos al 30% mientras que el tráfico de datos través de redes móviles se mantiene estable, debido al uso de WiFi en los hogares. En cuanto al streaming, también ha experimentado un gran incremento, tanto en tráfico de televisión como en plataformas de terceros, con un aumento cercano al 30%.

Para MásMóvil, las mayores subidas se recogieron en el uso de la voz móvil y del uso de datos en la red fija, ambos con un 80% más comparando datos del lunes 16 con el lunes anterior. En cuanto al uso de datos móviles, el aumento fue del 20%.

Asimismo, el punto de intercambio de internet DE-CIX Madrid registró un récord de transferencia de datos en la tarde del pasado sábado, 14 de marzo. A las 20:36h se alcanzó un pico de tráfico de 468.39 Gbit por segundo, la mayor registrada por la compañía. Unos días antes, el pasado martes 10 de marzo, DE-CIX Frankfurt, el mayor punto de intercambio de Internet a nivel global, alcanzó la cifra récord de 9,1 Terabit por segundo. «El volumen de tráfico actual está impulsado en gran medida por la transmisión de vídeo (plataformas de video on demand, pero también las videoconferencias de Skype y WhatsApp), dado que el volumen de datos que generan estos servicios es mucho mayor que el de una web de noticias (excepto cuando las noticias se consumen en forma de vídeo)», explica Theresa Bobis, directora regional para el sur de Europa de DE-CIX.

¿AGUANTARÁ LA RED?

¿Puede la red actual soportar el gran volumen de datos que estamos transmitiendo?

«Internet es a nivel mundial. Y la red existente es muy redundante, tanto físicamente como en cantidad de servidores que tienen la información de facto a la que acceder. Yo creo que la red en efecto debe ser capaz de soportar la ingente cantidad de datos. El día a día antes de esta crisis siempre ha sido bien soportada. Y ante la crisis actual, es cierto que el volumen de datos ha crecido, pero básicamente por la parte multimedia, dígase televisión en general. Esta información es en gran medida de una sola dirección, desde las operadoras hacia las casas de clientes. Los servicios se acceden en gran parte localmente a servidores que tienen copias en distintos servidores en España, en países cercanos, etc» afirma Ricardo Campos, Technical Support Manager de TP-Link.

El «problema», según el experto puede darse en ciertos servicios que dependen exclusivamente de un solo servidor. «O algún punto de interconexión de redes puede caerse ante una sobrecarga, pero serán casos puntuales y la red entera no creo que se vería afectada».

En concreto, la compañía de interconexión DE-CIX asegura que reserva al menos un 25% de capacidad adicional para gestionar circunstancias como las de los últimos días. «Incluso si todas las empresas de Europa implantaran el teletrabajo, y en paralelo se estuviese transmitiendo la Eurocopa, DE-CIX podría poner a disposición el ancho de banda necesario para una interconexión sin problemas. Las capacidades de la red pueden ser incrementadas sucesivamente, lo que también se hace de forma regular para asegurar una gestión sin problemas del crecimiento del tráfico de datos en DE-CIX, aproximadamente un 20% al año», afirma Theresa.

En cuanto a las operadoras, Orange asegura que está monitorizando «la red día a día y ampliando su capacidad allí dónde es necesario, con especial foco en sitios clave como los hospitales de las zonas afectadas. Cuando identifica que la capacidad crece por encima de los umbrales que definidos, Orange realiza ampliaciones para evitar congestión».

Por su parte, Telefónica también indicó que está haciendo «todo lo posible para incrementar la capacidad de las redes poniendo más equipos en servicio y aumentando la capacidad de los existentes, pero estas medidas no son efectivas de forma inmediata, por lo que, para garantizar la calidad del servicio y la conectividad excelente que es necesaria, todas estas mejoras deben ir acompañadas, especialmente ahora, en la nueva situación de aislamiento en todo el país, de un uso inteligente y responsable de la red y los recursos que nos proporciona».

«Posiblemente las velocidades máximas no siempre se alcanzarán, pero para el servicio real que los clientes necesitan no debe haber problema. Sobre la responsabilidad, opino que es de las operadoras pero el estado también tiene responsabilidad. El acceso a internet, llamadas, etc, es a día de hoy un bien fundamental. A lo largo de estos días se verá claramente que el servicio prometido a los clientes, y la promesa del estado en el mismo sentido, se verán resentidas. Problemas puntuales habrán y serán la gran mayoría por cuestiones económicas mal planeadas ante la importancia de las comunicaciones a día de hoy», afirma Ricardo Campos.

https://www.expansion.com/economia-digital/companias/2020/03/17/5e70d4e0e5fdeadf0d8b4589.html

Esta entrada fue publicada en Internet. Guarda el enlace permanente.